El Ministro de Justicia transmite sus condolencias a la APDPUE por el fallecimiento de Vicente Gimeno Sendra

Transcribimos a continuación el texto del mensaje del Ministro, recibido el pasado día 23 de noviembre en el correo electrónico de la APDPUE:

Queridos amigos y amigas,

Hoy el Derecho con mayúsculas está de luto por la irreparable pérdida de uno de sus más ilustres maestros; Vicente Gimeno Sendra.

Como conocedor de su obra, tanto a nivel académico como durante su labor como Magistrado del Tribunal Constitucional entre 1989 y 1998, debo admitir que su calidad humana superaba con creces su calidad como jurista.

Para mí Vicente era un insigne representante de la escuela valenciana, coherente, riguroso y firme defensor de sus planteamientos. Cualidades que, sin duda, debe tener siempre un buen profesional del derecho. A ello hay que añadir la pasión con la que ejerció su profesión, hasta el final.

Impulsor de innovaciones decisivas en el proceso español como los juicios rápidos, sus trabajos y publicaciones sobre la necesidad de atribuir la instrucción de los procedimientos al Ministerio Fiscal han sido premonitorios como demuestra que en la actualidad se esté trabajando en un proyecto de ley que recoge esta idea. Finalmente, su concepción de la justicia como un servicio público de calidad, más cercano y útil a la ciudadanía ha servido de guía y referencia para la modernización de la Justicia.

El legado de nuestro compañero contribuyendo decisivamente a lograr una justicia más cercana, más útil y más justa.

Permitidme que os envíe un afectuoso abrazo en estos momentos tan difíciles.

Juan Carlos Campo
Ministro de Justicia

Vicente Gimeno. Maestro y compañero

Nos ha dejado Vicente Gimeno. Procesalista. Profesor en el sentido propio de la palabra, en su integridad. Amigo y soñador de un mundo mejor.
Vicente Gimeno formaba parte de ese grupo de ilustres catedráticos de Derecho procesal, que me gusta denominar “de la democracia”; aquellos que accedieron a la cátedra en la década de los setenta y primera parte de los ochenta que, con un profundo conocimiento de las bases conceptuales de la asignatura, -de la que ahora se adolece en buena parte-, pero a la vez conscientes de la necesidad de construir un Estado de derecho, forjaron las bases de un proceso que se acomodara a tal exigencia y fuera respetuoso con los derechos humanos. Una tarea que se presentaba compleja, pero que pudo llevarse a buen término por aquella generación que debe permanecer en el recuerdo y ser respetada por su valía, valentía, esfuerzo y honestidad intelectual y humana.
Vicente Gimeno, parte esencial de aquella generación, brilló con luz propia en el proceso penal, así como en la defensa de la independencia de la Jurisdicción y la de los propios jueces y magistrados, elemento esencial del sistema democrático que, no obstante, de nuevo, aunque con formas y argumentos aparentes, empieza a debilitarse. Brillantes fueron sus trabajos sobre la Audiencia Nacional, que deben ser leídos ante la eventualidad de que el fiscal investigador no se someta a exigencias de predeterminación legal, lo que él mantenía. Brillante su defensa de la libertad en tantas obras. Brillante su rechazo al sistema inquisitivo y con pocas concesiones a las excepciones al valor probatorio de los actos de investigación, menos aún a los policiales. Brillante su pasión por la igualdad. Y brillante y mucho, para sus discípulos, su tendencia a asumir posiciones eclécticas en muchas de las grandes discusiones, clásicas, que entroncan con los conceptos fundamentales de la materia, tales como la función del proceso o su naturaleza. Y es que siempre creyó que la verdad es compartida y que todo razonamiento honesto y todo esfuerzo intelectual merecen respeto y atención. Esa sencillez o humildad es valor que nos transmitió y asumimos.
Integramos una escuela abierta porque así lo aprendimos. Y creemos firmemente en la libertad y en la necesidad de relativizar lo que puede ser relativizado. Y lo intelectual siempre lo es si quiere ser tal y racional. Mucho le debemos, por sus enseñanzas y su forma de ser y estar en el mundo y en la Universidad, institución que quería profundamente y cuya pasión transmitió a quienes le conocimos.
Hay que valorar al Vicente Gimeno de sus primeros tiempos, aquellos en los que lo asumido por la ley, la jurisprudencia y la doctrina hoy, era un simple anhelo de cambio. Sus primeras obras constituían un canto a la democracia, una aspiración que pocos sentían de verdad, como él hizo o, al menos, con el convencimiento profundo que acompañaba siempre a sus ideas, aunque, recordémoslo, nunca con una palabra hiriente a quien pensaba de forma contraria. Me enseñó a mantener mis posiciones en el respeto y las formas amables de crítica, pues la Universidad es lugar de saber y unir, conocimientos y anhelos, nunca de lucha de verdades únicas e inatacables. Solo se progresa si se disiente, pero ese progreso exige la aceptación de la verdad del otro. Palabras y magisterio que en tiempos de confrontación son como un bálsamo y que encierran una forma de entender la Academia.
Por eso fue tan querido y admirado. Y es que el valor de la ciencia se debilita si no va acompañado de un comportamiento personal que haga fuerte y veraz lo que se predica.
No es este el lugar, como habéis comprobado, de ensalzar su obra. Todos la conocemos y la hemos estudiado. Es el de guardar silencio y meditar sobre una forma de ser y estar en una Universidad plegada a la burocracia y a las formas, no al contenido y a la exigencia. No entendía Bolonia, esa Bolonia que ha repudiado a los Maestros y atacado a las escuelas de pensamiento. Solo los rechazan aquellos que no lo tuvieron o no supieron ver el significado de serlo. Yo sí lo tuve. Y me siento orgulloso de ello.
Las muestras de condolencia recibidas han sido tantas y de tantos, sin distinción alguna, que son la mejor prueba del afecto y respeto que consiguió hacia su persona. Seguirá ahí, en sus trabajos, que siguen siendo de actualidad pues se mantenía joven, siendo por ello capaz de adaptarse a los tiempos con una flexibilidad difícil de encontrar en quienes han culminado su vida académica. Y seguirá en el recuerdo de todos.
Descanse en paz mi querido Maestro. Dios lo habrá acogido en su gloria. Siempre lo hace con quienes lo merecen.

José María Asencio Mellado
Catedrático de Derecho Procesal
Universidad de Alicante

I Congreso Internacional “Retos en la lucha contra la delincuencia organizada” (17 y 18 de diciembre de 2020, on-line)

Los días 17 y 18 de diciembre de 2020 se celebrará de forma on-line en el Paraninfo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada el I Congreso Internacional “Retos en la lucha contra la delincuencia organizada”, bajo la dirección del Dr. Francisco Javier Garrido Carrillo (Profesor Titular de Derecho Procesal de dicha Universidad). La fecha límite para poder inscribirse como asistente al Congreso será el día 11 de diciembre de 2020. Se ha previsto la posibilidad de enviar, antes del día 1 de diciembre de 2020, propuestas de comunicaciones acerca de algunos de los múltiples aspectos vinculados con la temática del Congreso.

II Congreso Internacional sobre Prueba Pericial (26 y 27 de noviembre de 2020, on-line)

Los próximos 26 y 27 de noviembre se va a celebrar el «II Congreso Internacional sobre Prueba Pericial», bajo la dirección del Dr. Joan Picó i Junoy, Catedrático de Derecho Procesal de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Debido a la delicada situación sanitaria por la que estamos pasando, el Congreso se realizará «on line».
La inscripción es gratuita, y para formalizar la matrícula (y acceder al programa y demás información) tan solo hay que clicar aquí:
https://www.upf.edu/web/dret-processal/ii-congreso-internacional-sobre-prueba-pericial-/-international-congress-on-experts-opinions

Todos los estudios que se expondrán durante el Congreso acaban de publicarse en el libro «La prueba pericial a examen. Propuestas de lege ferenda» (editorial J.Mª. Bosch editor, Barcelona, 2020).

II Congreso Internacional sobre «Prueba Pericial» (Facultad de Derecho de la Universidad Pompeu Fabra, Barcelona 18 y 19 de junio de 2020)

Los días 18 y 19 de junio de 2020 se celebrará en la Facultad de Derecho de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona el «II Congreso Internacional sobre Prueba Pericial», dirigido por el Prof. Joan Picó i Junoy, Catedrático de Derecho Procesal de dicha Universidad.
La prueba pericial es la fundamental en aquellos procesos en los que el juez necesita conocimientos científicos, técnicos o especializados. En este Congreso se analizará la rica problemática que esta prueba plantea en los tribunales y se formularán propuestas de mejora.
La matrícula es gratuita, pero el número de congresistas es limitado a 130. Está abierta la convocatoria de presentación de comunicaciones hasta el 30 de abril.
Toda la información sobre este Congreso:

https://www.upf.edu/web/dret-processal/ii-congreso-internacional-sobre-prueba-pericial-/-international-congress-on-experts-opinions

Jornadas de Derecho Procesal «Aciertos, excesos y carencias en la tramitación del proceso» (Facultad de Derecho de Zaragoza, 23 y 24 de marzo de 2020)

Los días 23 y 24 de marzo de 2020 se celebrarán en la Facultad de Derecho de la Universidad de Zaragoza las Jornadas de Derecho Procesal «Aciertos, excesos y carencias en la tramitación del proceso», codirigidas por el Prof. Juan F. Herrero Perezagua y el Prof. Javier López Sánchez, Catedráticos de Derecho Procesal de dicha Universidad. En estas Jornadas se abordarán, veinte años después de la publicación de la LEC 2000, los aciertos, excesos y carencias que presenta el actual diseño del proceso civil, en el que han incidido factores de índole diversa, como la incorporación de los instrumentos telemáticos, la expansión del instituto de la subsanación o las tendencias y exigencias de las normas y la jurisprudencia de la Unión Europea.

Más información sobre tales Jornadas:

http://eventos.unizar.es/go/tramitacion

http://eventos.unizar.es/45933/detail/aciertos-excesos-y-carencias-en-la-tramitacion-del-proceso.html



Libro del II Congreso Internacional de la APDPUE

El libro «Justicia: ¿garantías versus eficiencia?» (dir. F. Jiménez Conde y R. Bellido Penadés, coor. P. LLopis Nadal y E. De Luis García), Tirant lo Blanch, Valencia, 2019, recoge los trabajos presentados por los ponentes y comunicantes del II Congreso Internacional de la Asociación de Profesores de Derecho Procesal de las Universidades Españolas, celebrado el mes de junio de 2019 en la ciudad de Valencia.

Puede encontrarse información más detallada sobre este libro en el siguiente enlace:

Libro II Congreso APDPUE